I love you, My precious Remnant Church.


06 ago 2013 Madre de la Salvación: No aceptéis que la tolerancia por los paganos se apodere de las iglesias de Dios

martes, 06 agosto 2013 17:37

 

Mi niña, no debéis nunca escuchar a aquellos que atacan estos Mensajes de la Santísima Trinidad, ya que te distraerán de esta Obra. Recuerda, esta Misión será atacada más que cualquier otra, debido a la seriedad de ella. La mofa, el ridículo y la crítica, continuarán hasta el último día cuando tú recibas el Mensaje Final.

 

El plan para desacreditar estos mensajes se intensificará y el odio incrementará, así que por favor estate preparada. Estos mensajes no pueden ser ignorados por creyentes, o no creyentes, ya que la Palabra de Dios nunca pasará desapercibida. El odio contra Dios en el mundo en este preciso momento está en todas partes y aquellos que proclaman Su Palabra en estos tiempos sufrirán.

 

La Verdad siempre ha sido rechazada desde que Dios envió a Sus profetas en el principio para advertir a Sus hijos sobre los peligros del paganismo. El paganismo es la antítesis de la Verdad – la Palabra de Dios. Aquellas pobres almas, que honran a dioses falsos, enfurecen a Mi Padre, grandemente. Él es un Dios celoso, ya que fue a través de Él que todas las cosas comenzaron. Él es Todopoderoso. Él es un Dios amoroso, pero Su Ira ha de ser temida cuando los paganos infestan a aquellos que Lo aman.

 

Cuando los hijos de Dios – aquellos que creen en Él, y quienes lo adoran, a través de Su amado Hijo, Jesucristo - , tratan de unirse con todas las almas, todas las religiones, deben tener mucho cuidado. Dios quiere que todos Sus hijos se amen unos a otros, independientemente de raza, credo o nación. Lo que Él no permitirá es que los cristianos acojan a los paganos, dentro de su iglesia. Cuando esto suceda, los paganos borrarán todos los rastros del cristianismo. Es un insulto a Dios, tomar la Verdad – la Palabra de Dios – y dejar espacio para que las mentiras la contaminen.

 

Los profetas de Dios advirtieron a la humanidad de los peligros de acoger el paganismo, ya que conduce a la destrucción completa. Cuando esto suceda, las Naciones que permitan esta abominación dentro de sus iglesias serán eliminadas, siéndoles mostrada poca Misericordia.

 

No aceptéis que la tolerancia por los paganos se apodere de las iglesias de Dios. No debéis olvidar nunca el gran Sacrificio hecho por Dios cuando Él envió a Su Hijo para traeros salvación. El día que aceptéis las prácticas de otras iglesias, no de Dios, o cuando mostréis respeto por los paganos, es el día cuando le daréis la espalda a la Verdad.

 

Mantened vuestros ojos abiertos y rezad para que vuestras iglesias no os obliguen a renunciar a vuestra fidelidad a Jesucristo.

 

Vuestra amada Madre

Madre de la Salvación

 



6 ago 2014 Madre de la Salvación: Mi Hijo no ha enviado a nadie para distraeros de estos Mensajes

miércoles, 06 agosto 2014 11:00

Mis queridos hijos, estad atentos a los que os persiguen en el Nombre de mi Hijo, Jesucristo, ya que ellos tendrán cuidado de esconderse detrás de una apariencia de santidad. El maligno nunca se presentará como realmente es, porque él es demasiado astuto. Él, en cambio, a través de las almas que influye, se os acerca con una fachada de amor y muchos caerán en este engaño. Las palabras que usa pueden parecer suaves y atractivas, pero dejarán una sensación de inquietud en vuestra alma.

Cuando los Mensajes son dados al mundo por mandato de mi Padre Eterno, estos nunca van a haceros exigencias a vosotros. Ellos nunca van a dar a alguien poder sobre vosotros para animaros a jurar lealtad a ninguna persona viva. Toda la gloria debe ser para Dios. Ningún hombre puede prometeros la salvación, ya que esto solo puede venir de Dios. Vosotros podéis preparar vuestras almas como habéis sido instruidos por mi Hijo, Jesucristo, y recibir los Sacramentos. Podréis aceptar los Regalos de las Gracias dadas a vosotros, a través de mí, la Inmaculada Virgen María, pero vosotros no necesitáis permiso de nadie para ser dignos de servir a mi Hijo, en esta o en cualquier otra misión, aprobada en el Cielo.

Tened cuidado con los enemigos de mi Hijo, ya que están por todas partes, haciendo todo en su poder para cegar a la humanidad de la Verdad de la Promesa de mi Hijo, de venir otra vez. Él regresará pronto y entonces la Verdad será dada a conocer y todo lo que Él prometió saldrá a la luz. Hasta el gran Día del Señor vosotros solo debéis centraros en mi Hijo y poner toda vuestra confianza en Él. Mi Hijo no ha enviado a nadie para distraeros de estos Mensajes, el último de su tipo/especie, y todo el que afirme lo contrario no viene de Él.

Confiad, confiad, confiad en la Misericordia de mi Hijo. Escuchad lo que os ha enseñado - todo está contenido en la Sagrada Biblia. Su Palabra es simple. No es complicada. Solo seguid Sus Enseñanzas, que abarcan más de 2.000 años y entonces encontraréis la paz.

Vuestra Amada Madre

Madre de la Salvación