I love you all. Please embrace Me properly, by respecting the Sacraments given to you as a Gift from God the Almighty Father.


28 jun 2012 Mi Iglesia debe confiar en Mí. Debéis quitaros vuestros grilletes de miedo y duda y permitirme darme a conocer

jueves, 28 junio 2012 13:00

role of sufferingApocalypseto clergythe Second ComingphariseesJesus Saviourfaithfulness to Jesusthe Warningother propheciesprayerBiblefalse propheciesCrusade Prayersfalse prophetsthe Truth of these Messagesdisorientationkey simplicityhow to recognize false prophets

 

Mi muy querida bienamada hija, debe ser sabido que aquellos que dicen venir en Mi Nombre como profetas, pero que no hablan en las lenguas del Cielo, están aumentando en número. 

Muchísimas de estas almas están siendo infectadas por ángeles caídos y hablan en cuidadosamente construidos, pero amorosos tonos, reminiscente de aquello que vosotros esperaríais que fuera Mi Sagrada Voz.

¡Oh!, cómo Mis pobres devotos seguidores están siendo engañados ahora y cuán confundidos estarán. ¿En quién confiar? ¿A quién seguir? ¿A quién creer? 

¿No dije que muchos vendrían en Mi Nombre, pero pocos hablarían con Mi Voz? 

Hay menos de veinte que tienen permiso de impartir al mundo la Palabra de Dios y esto incluye a aquellos a los que se les dan mensajes divinos del Cielo por Mi Bienamada Madre. 

Muchos otros videntes están también presentes en el mundo pero su misión es diferente. 

Su labor puede ser una de oración diaria para ayudar a salvar a la humanidad, o una de sufrimiento personal, ofrecida como una ofrenda a Mí, para salvar almas de Satanás. Sufrir de esta manera, voluntariamente, aplasta el poder de Satanás sobre las almas de muchos hombres. 

Mis profetas son pocos y vosotros los conoceréis por Mi verdadera Voz, la cual golpeará los corazones y las almas de los hijos de Dios de una manera que es imposible ignorar.

Mis mensajes al mundo para estos tiempos serán detallados y desvelarán verdades no reveladas antes. 

Mucho de lo que Yo os doy a vosotros ahora es simplemente para recordaros Mis Enseñanzas. 

Mucho de lo que Yo os presento a vosotros, es el alimento de vida, dado a través de Mi Cruzada de Oraciones, para ayudar a salvar vuestras almas y aquellas de otros en Mi Segunda Venida. 

Muchos otros mensajes dados a otros serán similares pero no entrarán en tanto detalle. 

Sus misiones son igual de importantes ya que convertirán almas. 

Siempre recordad esto. Yo estoy tratando de mostraros cuánto os amo y deseo revelar la Verdad de Mi existencia. 

La prueba de esto será al fin revelada a todos los hijos de Dios pronto. 

Por favor no pelear entre vosotros tratando de superaros mutuamente en términos de vuestro conocimiento espiritual. 

La Verdad es esta: 

Ningún hombre conoce la Verdad contenida en los Sellos escondidos en el Libro del Apocalipsis. 

Como Yo os he dicho antes, ellos fueron sellados, en el Libro de la Verdad, hasta ahora, los Tiempos del Fin. 

Yo, Jesucristo, el Cordero de Dios, ahora abro estos para prepararos para Mi Nuevo Reino. 

A vosotros se os ha dado la Sagrada Escritura para prepararos y ahora debéis permitirme a Mí, el Rey de la humanidad, deciros la Verdad de lo que está por venir. 

Al hacer esto, me será posible llevaros a través de lo que será un campo minado de engaño, persecución y odio. 

Permitidme, todos vosotros, incluyendo a todos los miembros de Mi Iglesia en la Tierra, traeros sobre estos últimos obstáculos a la Vida Eterna.

Mi Iglesia debe confiar en Mí. Debéis quitaros vuestros grilletes de miedo y duda y permitirme darme a conocer, a través de estos mensajes. 

Reconoced Mi Amor en su pura y simple forma. 

Mi Amor no es sofisticado y envuelto en sílabas místicas. 

Él es evidente para que vosotros veáis, pero, lleno de tal compasión que pasaría a través de vosotros como una llama de reconocimiento, si soltáis vuestra armadura de orgullo y de miedo. 

Cuando hacéis esto, será más fácil para vosotros seguirme a Mí, Vuestro Jesús. 

Yo vine como Salvador la primera vez. 

Vengo, una vez más, como Salvador esta última vez. Solo que esta vez Mi tarea es incluso más pesada. 

El Amor a Dios ha muerto en el mundo. Es solo un parpadeo.

Si Mi Segunda Venida se llevara a cabo ahora, pocos entrarían al Paraíso. 

El Aviso, Mi Regalo de Mi Divina Misericordia ayudará a convertir a la mayoría de la humanidad. 

Ayudadme a preparar a Mi rebaño. Necesito que Mi Iglesia en la Tierra, tanto el clero como los laicos, me ayuden a salvar a todos los hijos de Dios. 

Por favor, aceptad Mi Mano a medida que Yo alcanzo y extiendo Mi Llamada a todas las naciones. 

Venid Conmigo, vuestro bienamado Jesús.

Seguidme esta vez.

No me rechacéis como los Fariseos lo hicieron. 

Esta vez vosotros debéis reconocer Mi Voz. 

Vosotros debéis saber ya cómo hablo Yo ahora, ya que se os han dado las Sagradas Escrituras. 

 

Vuestro Jesús